Prueba de que los contadores no somos codos -Chiste de viernes-

Tres tipos están en un funeral de un amigo con el ataúd abierto (uno es un maestro, el otro médico y  el tercero es un contador).

El maestro dice: "Hay una leyenda en mi profesión docente que dice que si entierran al difunto con un poco de dinero, este dinero le servirá en el más allá", y pone cien pesos en el ataúd.

El médico dice: "Bueno, yo no estoy muy convencido de esa tradición, pero por si acaso eso le sirve a nuestro amigo, yo también voy a poner cien pesos en el ataúd." Y procede a poner un segundo billete sobre el primero.

El maestro y el médico se le quedan viendo al contador… y este les dice:

"¿Qué, me creen tan codo que no soy capaz de hacer lo mismo que ustedes?, y de hecho Él también era mi mejor amigo, así que voy a hacerlo mejor que ustedes !! “

!! Voy a poner en DOSCIENTOS pesos, el doble que ustedes!!

Así que escribe un cheque por cuatrocientos pesos, lo coloca en el ataúd, toma los dos billetes de a cien como cambio y cierra el ataúd 😆

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios