Nunca pagar impuestos, sueños guajiros…

¿Evasor, Yo?Misión imposible

image

Don Emeterio amaneció decidido a no pagar un peso más de impuestos, se sentía ofendido, no estaba conforme con el “gasto austero”, ni con los servicios públicos, hacía más de tres días sin agua, los “apagones” de luz habían fregado la televisión, el refrigerador y el microondas. La seguridad pública era un deseo nada más.

Que tristeza los “acuerdos en lo oscurito” nadie lo había defendido del alza de impuestos, a nadie le había importado, se privilegiaron los intereses de grupo y no al ciudadano, rumiaba encorajinado una y otra vez Don Emeterio.

Por más que leía todo lo que encontraba de la reforma fiscal, no había una sola disposición que regulara un pago justo de impuestos ni que decir de una retribución adecuada. Todas disponían que no alcanzaba y el asunto era como aumentar sin que nadie se diera cuenta y ni pensar en beneficios concretos y medibles para los Mexicanos.

¡No más! ¡Desde hoy no pago!

MiContabilidad.digital

Así empezó Don Emeterio su día…

Decidido a llevar a buen fin su decisión, lo compartió con su hijo, le llamó a su teléfono celular para contarle su decisión. Hecho lo cual mandó a comprar la televisión, el refrigerador y hasta el horno de microondas, total con los impuestos que dejaría de pagar, hasta le sobraría dinero.

Sobre el medio día, andaba eufórico, realmente sentía dulce en la boca y no el amargo atravesado de los últimos días. ¡A celebrar! Mandó por cerveza, tequila y sus cigarros. Es más, que se lleven la camioneta, ahí está el dinero para la gasolina, gritó Don Eme, como cariñosamente le llamaban sus amistades cercanas.

Por la tarde llegó su compadre le platicó su plan de corridito casi sin tomar aire, su compadre le expresó su solidaridad y reconocimiento y en prueba de ello le regaló unas veinte vaquillas.

Todo un día de suerte y fortuna pensó Don Emeterio, es más se sintió tan afortunado que compró su melate y de pasada probó fortuna en una sala de juego con apuestas, no puede decir casino, porque esos no existen en México. La fortuna a su favor.

A punto de cerrar el día, el primero de su vida sin pago de impuestos, pidió los pagos, los comprobantes y las cuentas del día a Servando, su contador de toda la vida, al cual le explicó la razón de su alegría.

Don Emeterio percibió con recelo que Servando se reía, razón por lo cual lo interrogó: ¿A qué se debe tan burlona sonrisa Servando?

Mire Patrón, contestó, lo que Usted pretende es el sueño dorado pero la misión es sencillamente IMPOSIBLE. Simplemente no se puede, Usted no es ningún evasor, siempre paga impuestos.

Mire usted dijo, revisando los papeles, los pagos y acomodándose los anteojos, hoy que Usted decidió no pagar, irónicamente pagó al menos:

De IVA 16%, del precio del refrigerador, la televisión, el horno de microondas, sin olvidar el de la gasolina, las bebidas alcohólicas, sus cigarros y el servicio del teléfono más el IVA de la luz que consumen los aparatos eléctricos.

De impuesto especial sobre producción y servicios, el de la gasolina, 25% de las cervezas más el 30% del tequila, el 160% de sus cigarros, el 30% de lo cobrado en la máquina tragamonedas y no olvido mencionarle que su hijo también andará pagando el 3% por el uso del celular. No es por molestar pero sus cigarros por ser de los Estados Unidos además pagó el arancel correspondiente.

Por supuesto que también en cada compra que realizó pago el ISR, o el disfraz llamado IETU, del que le vendió, acuérdese que cada compra lleva en el precio el costo del impuesto.

Don Emeterio empezaba a ponerse verde, Servando disfrutó el momento y ya envalentonado se siguió:

También en breve pagaremos el Impuesto Sobre la Renta por las vaquillas que su compadre le regaló y no olvide que si la diosa fortuna le sonríe y gana el melate, lo espera el 1% de Impuesto Sobre la Renta federal más el 6% de Impuesto Estatal. Don Emeterio, no pagar impuestos es una misión imposible, ¿ya le entendió?, enfatizó Servando y con ello dio fin a su discurso y sueño de Don Emeterio.

Por supuesto Don Emeterio se sintió frustrado, terriblemente enojado con quién le había quitado el sueño, consecuencia fatal lo corrió. Triste y convencido de que si quería no pagar impuestos tendría que no hacer, comprar o utilizar nada. Mejor se fue a la cama, al menos por el momento, respirar, dormir y soñar no causaban impuestos y sin querer apagaba la luz.

¿Y Servando? Hoy anda en busca de empleo, en su Curriculum dice:

Contador MUDO busca trabajo…

Saludos !!  😆

CORTESÍA

image

La firma de consultores fiscales y patrimoniales, con presencia nacional, estructurada a través de una innovadora fórmula de asociación de prestigiadas y experimentadas firmas regionales, que han basado su éxito en el reconocimiento y en una calidad sin discusión en la prestación de servicios especializados, preponderantemente en la materia fiscal y patrimonial, complementada con innovadores servicios en el área empresarial y de negocios.

    

Programa GRATUITO de facturación electrónica de ElConta.Com

.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios