Contratación diferente a salarios -Como te afectan, y que hacer…-

1

Pago por Honorarios, por Tercerización o Sistema de Pago Mixto

¿Cómo te afectan y que hacer para mantener tus finanzas sanas?

Autor colaborador:

Mauricio Priego

www.practifinanzas.com

Cualquier empleado – sin importar si su patrón es una empresa, el gobierno, alguna fábrica o un particular – se encuentra en una relación en la que recibirá una compensación económica a cambio de su fuerza laboral, conocimientos y experiencia. Esta compensación puede llegar a ser un esquema de pago con bonos de productividad, participaciones de utilidad, apoyos o vales de despensa entre otros conceptos que usualmente son integrados al salario del empleado. Sin embargo, al buscar bajar sus gastos muchos patrones toma la decisión de entrar en esquemas de pago por Honorarios, Tercerización o de Pago Mixto para de esta forma reducir impuestos y el gasto social relacionados con la nómina, lo cual ciertamente tiene efectos para el empleado. Conocer estos efectos es importante ya que afectarán directamente a tus finanzas personales.

Origen de estos mecanismos de pago a colaboradores

Antes de revisar cómo te ves afectado por estas estrategias considero importante comentar el porqué nacen ya que no se trata de señalar como los malos del cuento a los empleadores, siendo que en muchos casos se implementan aprovechando vacíos fiscales para bajar los costos de nómina y con ello proteger el empleo de los colaboradores.

Por un lado tenemos que en las comercializadoras y empresas de servicios usualmente el costo de nómina representa el 50% o más de los gastos de la empresa, siendo por ende natural que, cuando se requiere reducir gastos de forma drástica, una de las primeras opciones a considerar sea la reducción de personal por el efecto inmediato en costos que esto significa.

Adicionalmente a los sueldos de los empleados existe el concepto de gasto social, el cual es lo que la empresa tiene que erogar por conceptos de seguridad social, fondos de vivienda, guarderías, retiro o cesantía, siendo proporcional al total de los ingresos de cada empleado incrementando de forma importante el gasto de nómina.

Finalmente, en muchos lugares existe un impuesto sobre el total de la nómina que paga el empleador, que aunque en sí no se considera como gasto de nómina, sí es una erogación adicional que tiene que ser absorbida por la empresa.

Al implementar las estrategias de Honorarios, Tercerización o Pago Mixto la empresa puede llegar a reducir  su costo de nómina en hasta un 20% aproximadamente, ¡sin necesidad de despedir a nadie! Lo cual, al final del camino, es una buena noticia para los mismos empleados.

El Pago por Honorarios

¿Cómo nace?

Existen muchas personas que prefieren no tener una relación laboral fija y ofrecen sus servicios de forma independiente y externa a las empresas, siendo conocidas en muchos lugares como freelancers. En estos casos el freelance entrega un Recibo por Honorarios a cambio del pago de su trabajo, reteniéndole quien le contrató un porcentaje por conceptos de impuestos que posteriormente deberá pagar al fisco.

MiContabilidad.digital

Ahora bien, algunas empresas deciden no tener empleados registrados ante el Seguro Social para reducir el gasto social del que ya hablamos, y por tanto exigen a quien quiera trabajar con ellas una relación de tipo externa, semejante a los freelancers, ya sea a través de recibos de honorarios o a través de un concepto que se llama Honorarios Asimilables a Sueldos y Salarios.

¿Cómo te afecta?

El principal efecto es que no estás registrado ante el Seguro Social, con lo cual no tienes derecho a servicios médicos y guarderías,  así como al apoyo por incapacidad, matrimonio, nacimiento de hijos o gastos funerarios que tienen todos aquellos adscritos al IMSS o al ISSSTE (o su equivalente en tu país).

Otro efecto importante es que no entras en los programas gubernamentales de Fondos para el Retiro (AFORES), ni para la vivienda (INFONAVIT y FOVISSSTE) o para crédito a los trabajadores (FONACOT).

Adicionalmente no generas antigüedad legal en la empresa, no teniéndose derecho a prestaciones de ley como el Aguinaldo, el Reparto de Utilidades, o el período y prima vacacional. Tampoco se tiene derecho a una liquidación.

Finalmente, de entregar recibos de honorarios, estarás obligado a realizar tu declaración ante el fisco por lo que es posible que requieras de la asesoría de algún contador público para ello.

Como vemos, este es el esquema más agresivo para el empleado.

¿Qué hacer para mantener una estrategia financiera sana?

  • Darte de alta en el Seguro Popular. Con la salud no se juega.
  • De estar en tus manos, contrata un seguro de Gastos Médicos para ti y tu familia.
  • Inscríbete en una AFORE. La ley contempla que en base a una cuota, emprendedores, profesionistas y prestadores de servicios independientes puedan aportar y generar antigüedad para tener derecho a su pensión.
  • Si así lo prefieres contrata un Plan para el Retiro con alguna aseguradora.
  • En cada período de pago genera una provisión para tus gastos y fiestas decembrinos, así como tu propio fondo de desempleo.

Pago por Tercerización

¿Cómo nace?

Existen empresas que su propuesta para el mercado es ofrecer mano de obra capacitada para que realicen trabajo especializado en donde les contraten, conociéndose en algunos lugares como Outsourcing y en otros como Staffing. En muchas ocasiones este personal capacitado trabaja en las mismas instalaciones de la empresa que contrató el servicio de tercerización.

Para la empresa contratante este es un gasto que puede ser deducible de impuestos, de tal manera que se convierte en una opción interesante ya que por un lado se mantienen las prestaciones sociales del empleado, y por otra se incrementan en todo lo que cuesta la nómina (recuerden que hablamos de un 50% o más en algunos casos) el importe de gastos a considerar para deducir impuestos ante el fisco, ya que es facturada por la empresa que presta el servicio de tercerización.

Sin embargo, es importante aclarar que esta estrategia significa un ahorro menor que en el esquema anterior ya que la empresa que factura la tercerización, al final del camino, tiene que absorber el costo social.

¿Cómo te afecta?

En este caso mantienes todas las prestaciones de ley con una salvedad: Oficialmente no trabajas para la empresa en la que laboras, por lo que así tenga ventas multimillonarias, legalmente no te corresponde el Reparto de Utilidades de esa empresa sino de aquella que comercializa tus servicios, la cual tiene normalmente márgenes de utilidad muy bajos. Sin embargo, he observado que muchas de las empresas que siguen esta estrategia buscan dar un bono anual bajo diferentes conceptos para subsanar de esta forma al trabajador.

¿Qué hacer para mantener una estrategia financiera sana?

Este escenario es el que menos afectaciones tiene para las finanzas del trabajador por lo que no se requiere de alguna estrategia especial. Sin embargo, ante el escenario de una liquidación, es conveniente que te asesores para recibir lo justo.

Sistema de Pago Mixto

¿Cómo nace?

Como es de imaginar, no podía falta un esquema donde se buscara lo mejor de los dos mundos: reducir al máximo el costo social de la nómina, mantener las prestaciones de los empleados e incrementar la base de deducción fiscal.

En el Pago Mixto el empleado tiene oficialmente dos patrones: uno donde trabaja con un salario cercano al mínimo encontrándose registrado ante el Seguro Social, y otro donde el empleado trabaja por honorarios asimilables a sueldos y salarios, siendo que usualmente las dos empresas facturan a una tercera que es donde realmente trabaja la persona por concepto de tercerización.

¿Cómo te afecta?

En este caso tienes las prestaciones de ley, sí, pero con una base salarial mucho menor de lo que realmente ganas. Supongamos que ganas 10 mil pesos al mes, pero estás registrado ante el Seguro Social por $1000. Si estuvieras de incapacidad por un mes, en lugar de recibir el apoyo de 10 mil que es lo que usualmente ganas, lo recibirías tan solo por los mil pesos. Al buscar una casa con el INFONAVIT, en vez de darte un crédito que pueda ser cubierto por tus 10 mil pesos mensuales, te autorizarán un crédito menor ya que sólo tienes, oficialmente, mil pesos para el crédito y los gastos de tu casa. Y qué decir del retiro… No es lo mismo pensar en una pensión de mil pesos que en una de diez mil.

Adicionalmente dependes de que tu patrón acepte pagarte el aguinaldo y prima vacacional en base al total de tus ingresos y no solo por los mil pesos que oficialmente ganas, ya que no está obligado a contemplar los ingresos por honorarios dentro de estas prestaciones.

El Reparto de Utilidades sigue las mismas premisas que en la tercerización: queda a discreción del patrón darlas o no.

Igualmente hay consecuencias de que se te pague por honorarios asimilables a sueldos y salarios o a través de recibos de honorarios, ya que con este último esquema, como ya vimos, es posible que requieras de los servicios de un contador público.

Finalmente tenemos buenas noticias: Esa reducción de la base salarial significa que se te retendrá menos dinero por concepto de seguridad social, significando entre un 4% o 5% de tu salario. En términos generales podemos decir que, por cada $100 que ganas, te quedas con $4 que de estar en un esquema normal de nómina se los tendrías que dar al Seguro Social.

¿Qué hacer para mantener una estrategia financiera sana?

  • Realiza aportaciones voluntarias a tu AFORE para tu retiro, completando de esta forma lo que te están dejando de retener. Es una buena idea utilizar para ese fin el “ahorro” por concepto precisamente de Seguridad Social que veíamos en el párrafo anterior.
  • Otra opción es que contrates un Fondo para el Retiro con alguna aseguradora, cubriendo los pagos precisamente con el ahorro mencionado.
  • Genera una provisión para tener un colchón ante alguna enfermedad o convalecencia prolongada.

Si piensas sacar una casa recuerda esta antigua máxima: Hablando se entiende la gente. Es muy posible que tu patrón acepte elevar tu base salarial de cotización como excepción sobre los que ya tienen su casa o no planean sacarla en el corto plazo.

Este artículo fue escrito ante la realidad que existen estos escenarios, y no tanto sobre analizar su legalidad o discutirlos en el marco de la justicia social. En lo personal veo los dos últimos como una respuesta a la difícil situación en la que vivimos donde las empresas tienen que sobrevivir para seguir manteniendo las fuentes de empleo. Y como empleados, mas allá de criticar estas medidas en los pasillos y en las reuniones con los amigos, lo que debemos hacer es ajustar nuestra estrategia financiera personal para que nos afecten lo menos posible.

Fuente: Practifinanzas.com

¡Éxito!

¿Tienes alguna experiencia que te gustaría compartir?

¿Has estado en algún empleo donde se pague de otra forma a los colaboradores?

Déjanos tus comentarios. 😉

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Felicidades, Mauricio.
    Muy claro.

    Coincido en que NO es lo legalmente correcto porque se afecta la seguridad social y prestaciones presentes y futuras del trabajador.

    Luis Roberto.

No se admiten más comentarios