Compromisos fiscales, uno de los grandes cuestionamientos para la nueva administración.

MiContabilidad.digital

Compromisos fiscales

Uno de los grandes cuestionamientos para la nueva administración es de dónde saldrán los recursos para los programas sociales que se han anunciado y que, claramente, significan un aumento del gasto.

El Economista

Credito: Mario Rodarte E.

Ahora que está por iniciar una nueva administración, uno de los grandes cuestionamientos es de dónde saldrán los recursos para los programas sociales que se han anunciado y que, claramente, significan un aumento del gasto.

Sin recurrir a elevar las tasas actuales ni el número de impuestos, existen opciones para atraer esos recursos sin caer en el riesgo de terminar en una situación de fragilidad, como algunas economías europeas que se excedieron en su gasto social sin un aumento correspondiente en los ingresos.

Un principio de finanzas públicas establece que ciertos servicios públicos deben ser pagados por los consumidores de los mismos, debido a que solamente esos usuarios se benefician de los mismos y aplicar los ingresos recaudados de todos para beneficiar a unos cuantos no es una forma razonable de gastar.

Uno de estos hoyos viene representado por el famoso subsidio a la gasolina. Si uno observa en otros países, el precio de venta al público contiene un impuesto bastante elevado, que no es regresivo, ya que sólo lo paga quien utiliza su automóvil como medio de transporte.

Este mismo impuesto también se justifica desde el punto de vista de la política de cuidado del medio ambiente, ya que un impuesto elevado causa que disminuya el consumo de combustibles y, por lo tanto, las emisiones de contaminantes al medio ambiente se reduzcan.

Otro de los conceptos que se aplica en algunos países es el cobro de la educación superior, ya que ha sido probado que los beneficiarios de los rendimientos de esa educación son los estudiantes que la reciben y sólo en unos cuantos casos la sociedad en su conjunto se beneficia de un mayor nivel educativo de sus jóvenes.

Una política enfocada a elevar la calidad de la educación básica y cobrar, al menos parcialmente, la educación superior podría tener un rendimiento social muy elevado y ayudaría a reducir la desigualdad que impera en el país.

Además, entre los programas que ayudarían a reducir la desigualdad, están la pensión universal garantizada para todas las personas al alcanzar cierta edad y extender la cobertura de servicio médico, para lo cual el gobierno debe encontrar la forma en que cada vez más personas contribuyan al sistema de ahorro para el retiro, los estados y municipios den viabilidad a sus sistemas de retiro y complementen los recursos con una revisión a fondo en la administración pública.

Fuente: IMCP

Programa GRATUITO de facturación electrónica de ElConta.Com

.

Marcar el Enlace permanente.

Un comentario

  1. un tip para nuestros diputados: aplicar un impuesto especial en la compra de refrescos, papas y otros ejemplares de chatarra, con restricciones para su venta a los niños. Quizá también aplicar el 15% de IVA a los tacos de carnitas, al pastor y de chicharrón y el 20% a las pizzas, hot dogs y hamburguesas. Todo en aras, mas que del bolsillo, de la salud del consumidor.

    pueden checar toda la información
    http://www.comoves.unam.mx/anterior_04_01.html

No se admiten más comentarios