Carta fiscal al nuevo Presidente de México. cc: @EPN

Carta fiscal al próximo Presidente de México

Por Mario Rizo

 ➡ Salles Sainz Grant Thornton

Como ciudadanos y empresarios, es nuestra responsabilidad profundizar sobre temas hacendarios y fiscales. Como presidente, Enrique Peña Nieto debe impulsar las reformas que el país necesita.

Lo he venido planteando durante estos meses: los problemas de economía en México, señor próximo Presidente, se pueden resolver a través de una Reforma Fiscal integral. Voy por pasos:

Esta Reforma es una manera de llegar a contribuyentes que hoy son potenciales, más no activos. Además, respecto al tabú de la tasa de IVA sobre alimentos y medicinas, considero que siempre parecerá atractivo hacerlo, pero las condiciones económicas no lo permiten en la actualidad. No es proporcional el esfuerzo que haría el mexicano promedio para cubrir dicho gravamen respecto del pequeño grupo al cual no le afecta el pago del mismo. Así las cosas, ¿qué tiene que saber, en mi opinión, el próximo presidente de México? Respondo tres preguntas básicas a título personal:

¿Qué le urge al país en material fiscal?

Sin duda, ampliar la base de contribuyentes. Enrique Peña Nieto tiene que ver por encima del horizonte de su sexenio y preguntarse qué va a pasar cuando se agote en petróleo en México, y en consecuencia debe fincar una política fiscal de largo plazo que permita a los recursos tributarios duplicarse en relación con las rentas del petróleo. Es necesario eliminar algunos de los impuestos (IETU o ISR), simplificar la determinación de los impuestos y sobre todo disminuir las tasas impositivas para evitar que sea atractivo evadir los impuestos. De igual forma considero muy importante que se establezca un impuesto general al consumo, sin tasas “cero”, para que se facilite su control  y recaudación.

¿Las reformas de fondo son una solución?

Al presidente le recomiendo que tenga en mente que entre 2001 y 2010 el crecimiento promedio del PIB en México fue de 1.7%, y nos ubicamos en el lugar 154 mundial en ritmo de crecimiento, según cifras del FMI. Partiendo de estos datos, el presidente, su gabinete y los funcionario públicos, deben hacer un esfuerzo sin precedentes para que el Congreso apruebe las reformas necesarias para migrar de una política recaudatoria sobre la misma base de contribuyentes a una política hacendaria que privilegie lo siguiente: la reinversión de las utilidades, la inversión privada y la inversión directa, especialmente en sectores estratégicos como la educación y la salud, la invención y la innovación en tecnologías sustentables. Es necesario dejar de premiar a los grupos socialmente vulnerables o sectores primarios con exenciones fiscales, en lugar de ello estos sectores deben ser destino de una verdadera redistribución equitativa de los ingresos, es decir estimularlos con infraestructura socialmente útil y no con indultos fiscales que a nadie benefician.

También propongo que se generen condiciones auténticas de equilibrio y equidad en materia de impuestos al comercio exterior, que como los demás impuestos son llevados a cuesta por los contribuyentes cautivos, mientras que otros grupos se benefician con la introducción ilegal de millones de toneladas de productos que además de no pagar un centavo de impuestos violan toda norma de propiedad industrial.

¿Qué tiene que suceder a nivel estatal?

Otra recomendación: que se promueva en el siguiente sexenio una reforma al Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, ya que los estados y municipios deben ser menos dependientes de las aportaciones y participaciones federales y deben fijar contribuciones que sean proporcionales tanto en su recaudación como en su destino, para que el recurso se aplique de esa forma en donde se genera y florezcan centros de desarrollo económico reales y no creados. Se debe abandonar el principio de subsidio que nos ha hecho tanto mal: si una localidad es productiva, sea por sus recursos naturales, por su entorno, por su gente, ahí debe quedarse el producto de la recaudación tributaria, ello sin perjuicio de que una porción de esa riqueza se destine a detonar crecimiento en otros lugares menos favorecidos.

De pilón

Por último, el presidente y los personajes indicados dentro de su gabinete, deben saber que es urgente simplificar la determinación de los impuestos de manera general, es decir, que sea fácil pagarlos, y que proporcionen seguridad jurídica a los contribuyentes que siempre cumplen. Lo que les recomiendo es pensar en el grueso de contribuyentes para evitar los típicos actos de molestia al momento de pagar impuestos, para los que siempre cumplen con sus obligaciones fiscales.

De igual forma el próximo Gobierno está obligado a agilizar la devolución de los impuestos en los casos que proceda, para efectos de mejorar la economía de las empresas.

En suma, lo que tiene que saber el presidente, y por supuesto hacer: concretar, no una simple reforma fiscal sino “la reforma hacendaria” que el país demanda y que por agendas políticas solo ha sido posible esbozar.

El próximo presidente no debe ignorar que hoy en día, a diferencia de hace 20 e incluso 15 años, existe un nutrido grupo de especialistas en impuestos y en políticas públicas, que por todos los medios han bombardeado de excelentes y bien intencionadas ideas para hacer posible un cambio. Hoy, más atentos y numerosos que antes, estaremos ahí para exigirlo

Fuente: ssgtnet.com.mx

Programa GRATUITO de facturación electrónica de ElConta.Com

.

Acerca de Mario Rizo

Mario Rizo es Contador Público Certificado, egresado de la Universidad de Guadalajara, con Maestría en Impuestos. Tiene 25 años de experiencia en el área de Auditoría en la firma Salles, Sainz Grant Thornton, y su probada experiencia en el sector de Empresas Familiares lo ha catapultado a páginas de periódicos nacionales, conferencias, foros y encuentros de discusión sobre este tipo de negocios en México. Además es autor de los libros “El Sucesor: La Aventura de Entregar tu Empresa Familiar a una Nueva Generación”, “El Sucesor II: El Legado Empresarial” y “Todos Ganan: Las Mejores Estrategias para Llevar una Empresa Familiar a la Cima”. Teléfono +52 33 3817 4480
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

3 comentarios

  1. Edmundo Jiménez Ramírez

    Muy acertado el comentario, una buena base es la simplificación de pago de impuestos. a mi criterio, agregar una auditoria a los estados y Municipios sobre los recursos que les entrego la Federación y CARCEL PARA INCUMPLIDOS O CORRUPTOS.

  2. Miguel Angel Juncal Ramirez

    Excelente propuesta, a Mexico le urge una reforma fiscal integral, apoyo esta propursta, espero que sean muchos mas, los que quieran un mejor pais, ahora y para un futuro claro para nuestros hijos y los de ellos.

  3. PEDRO CRUZ SANABRIA

    excelente mensaje. ojala que como se indica en esta misiva efectivamente el nuevo presidente si haga caso a este tipo de propuestas sobre todo por ser beneficas para el pais. me parece que en su mensaje de la maÑana de falto iniciar el programa de reduccion a hidrocarburos que ofrecio en su campaÑa, en el cual destaca la disminucion de los precios de las gasolinas, asi como de la energia electrica y no se diga el punto del gas lp. saludos

    NOTA DEL ADMINISTRADOR:
    Tu comentario automáticamente ha sido transformado a minúsculas. Por favor desactiva el bloqueo de mayúsculas cuando escribas tus comentarios.
    Gracias.

No se admiten más comentarios