Reforma Fiscal – La distorsión del amparo fiscal

Reforma Fiscal

Por Roberto Álvarez Argüelles

Ex presidente del IMCP

In memoriam Avelino Preza Casco,

ilustrísimo maestro, profesional de principios y convicciones.

El fenómeno es global: todo gobierno difiere, lo más que puede, el incremento de contribuciones porque ello agravia directamente a su ciudadanía y termina costándole votos en las elecciones. Al atisbar la historia de la recaudación en nuestro país en las tres últimas décadas, resalta que por diversos caminos el Gobierno Federal ha intentado una y otra vez, sin éxito, realizar una reforma que cure sus endebles finanzas.

El pretexto esgrimido durante ese largo periodo es la renta petrolera, que ha sido suficiente para financiar en promedio 40% del gasto público, creándose la distorsión de un financiamiento petrolizado que experimenta los vaivenes del mercado de un producto perecedero físicamente y voluble en su precio.

dinero_queso

Lo que ha ocurrido, en sentido inverso, es que nuestras leyes tributarias se han venido pareciendo a un queso gruyer, por cuyos orificios los contribuyentes se escabullen y eluden el pago de impuestos. Eliminar este andamiaje de recursos artificiales para eludir pagos es una de las tareas importantes de la reforma. Nuestras disposiciones tributarias se han convertido en un entramado barroco, producto de la muy eficaz y persistente tarea de cabilderos hiperactivos contratados durante lustros por el empresariado (una plaga, sostienen algunos legisladores).

Dentro de estas distorsiones sobresale el amparo fiscal. El nuestro, es uno de los escasos países del mundo donde existe esta práctica, industria multimillonaria que no beneficia a los contribuyentes en general, sino solo a grandes empresarios y, por supuesto, a sus abogados.

La interpretación de lo que es proporcional y equitativo ha llevado a una barroca escolástica en la cual quejosos, autoridades y jueces tratan de darle coherencia a dos conceptos abiertos por su propia naturaleza y que se van interpretando de manera diversa, dependiendo de la época y el asunto. Aberraciones como que una exención diseñada para la leche de pronto sea extensiva a todo tipo de jugos azucarados o que la comida con entrega a domicilio está exenta de Impuesto al Valor Agregado (IVA); estos ejemplos resultan de una barroca y amañada gestión legal.

Las leyes tributarias habrán de actualizarse eliminando todos los agujeros de escape artificial, incluyendo el barroquismo que permite el amparo fiscal que solo prohíja privilegios, lo que se aleja de la justicia, proporcionalidad y equidad, que fundamentan un sistema de obligaciones ciudadanas.

EPÍLOGO

El Centro de Investigación y Desarrollo Económico (CIDE) publicó en 2009 La Industria del Amparo, en él se concluye que los despachos de abogados, a los que les es altamente rentable el amparo fiscal, son naturalmente los principales opositores a su desaparición; sin embargo, sin un cambio profundo en la materia, será muy difícil construir un pacto fiscal basado en obligaciones para todos los ciudadanos, que es la base de una democracia.

Fuente original CCPM (Revista Veritas)

Link de descarga Revista Veritas Enero 2013 (PDF)- Sitio Original

Link de descarga Revista Veritas Enero 2013 (PDF)- Mirror 1

¿Te pareció interesante? Vamos, compártelo !!

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.