NIF C-3 Cuentas por Cobrar (proyecto en auscultación)


NIF C-3 Cuentas por Cobrar (proyecto en auscultación)

Autor: Josue Camacho

:arrow: www.kimquezada.com

El Boletín C-3, Cuentas por Cobrar, fue emitido en 1974 y cubrió el tema de cuentas por cobrar comerciales, y de otras cuentas por cobrar, sin profundizar en ciertos aspectos como el carácter de instrumentos financieros que tienen la mayoría de las cuentas por cobrar, tales como las cuentas por cobrar comerciales y el procedimiento y forma de reconocimiento de la estimación para incobrabilidad.

Considerando los cambios que están ocurriendo en el entorno internacional y, específicamente en las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), el Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera, A.C. (CINIF) decidió que es necesario actualizar el contenido de la norma de cuentas por cobrar.

Los principales cambios en relación con el Boletín C-3 consisten en:

a) Especificar que las cuentas por cobrar que se basan en un contrato representan un instrumento financiero, en tanto que algunas de las otras cuentas por cobrar generadas por una disposición legal o fiscal pueden tener ciertas características de un instrumento financiero, tal como generar intereses pero no son en sí instrumentos financieros.

b) Establecer que la estimación para incobrabilidad por cuentas por cobrar comerciales debe reconocerse desde el momento en que se devenga el ingreso, presentando la estimación en un rubro de gastos prominente en el estado de resultado integral.

c) Establecer que, desde el reconocimiento inicial, debe considerarse el valor del dinero en el tiempo, por lo que si el efecto del valor presente de la cuenta por cobrar es importante en atención a su plazo, debe ajustarse considerando dicho valor presente. En este aspecto, el CINIF consideró que el efecto de valor presente es material cuando se pacta el cobro de la cuenta por cobrar, total o parcialmente, a un plazo mayor de un año pues se considera que existe una operación de financiamiento.

d) Requerir una conciliación entre el saldo inicial y el final de la estimación para incobrabilidad por cada periodo presentado.

Un tema poco agradable para las empresas son las estimaciones por las cuentas que presentan problemas de cobro y que se deben ser analizadas, estudiadas y registradas cada ejercicio. Esta NIF hace hincapié en la importancia de estas estimaciones ya que es una falta de política o, para ser más precisos, una falta de reconocimiento integral de esta norma financiera.

Para determinar la estimación de incobrabilidad, la entidad debe efectuar una evaluación de las pérdidas esperadas por deterioro de las cuentas por cobrar considerando su experiencia, las condiciones actuales y los diferentes eventos futuros cuantificables que pudieran afectar el importe por recuperar de las cuentas por cobrar. Para ello, debe utilizarse la información histórica que se tenga disponible, aplicando un criterio prudencial. Ese análisis puede hacerse por cada cuenta en lo individual o bien, por grupos de cuentas por cobrar que tengan características de riesgo similares. Por lo tanto, la estimación debe representar el monto del grado de deterioro conjunto asignado a las distintas cuentas por cobrar.

En el caso de que existan cambios favorables en la calidad crediticia de las cuentas por cobrar, el exceso de la estimación para cuentas incobrables debe revertirse en el periodo en que ocurran dichos cambios contra los resultados del periodo en que suceda el cambio.

Cuando se considere nula la probabilidad de cobro de una cuenta por cobrar, la entidad debe dar de baja el valor neto en libros de la misma, aplicando la cuenta por cobrar a la estimación para incobrabilidad. Si ésta fuera insuficiente, el remanente de la cuenta por cobrar debe afectar de inmediato los resultados del periodo.

La vigencia de esta NIF se establece para los ejercicios que inicien a partir del 1º de enero de 2015 y dejará sin efecto al Boletín C-3, Cuentas por cobrar. Es permitida su aplicación de manera anticipada.

Conclusión:

Es muy importante que los análisis de las estimaciones de cuentas incobrables sean efectuados cada periodo, ya que de no contar con dicha estimación y si las cuentas por cobrar comerciales presentan indicios de problemas de cobro el estado de posición financiera no estará presentado de manera adecuada y cumpliendo con la Normas de Información Financiera.

Fuente: www.kimquezada.com/blog/

KIM_logo

Kim Quezada S.C. es una firma de servicios contables, legales, fiscales y de auditoría; con oficinas en Tijuana, Baja California, y presencia internacional.

Kim Quezada es la única firma contable, fiscal y legal que provee de herramientas personalizadas para la toma de decisiones más inteligentes, dándole tranquilidad en los negocios. Nuestros socios y gerentes están disponibles en todo momento, y participan para establecer procesos contables y fiscales que coadyuvan al crecimiento a largo plazo y previenen problemas en el futuro.

“Prohibida la reproducción parcial o total. Todos los derechos reservados. Kim Quezada y Asociados, S.C. El contenido del presente artículo no constituye una consulta particular y por lo tanto Kim Quezada y Asociados, S.C., sus miembros y/o sus autores, no asumen responsabilidad alguna de la interpretación o aplicación que el usuario le pueda dar. Este Blog no constituye una plataforma de consulta para los usuarios del mismo, por lo que, cualquier persona es libre de reflejar su opinión

¿Te pareció interesante? Vamos, compártelo !!

Bookmark the permalink.

Comments are closed