La cultura tributaria también es cosa de niños.

JuanjosesalazarperezNota de ElConta.Com:

Con agrado les presento a nuestro nuevo colaborador de este blog.

Se trata Juan José Salazar Pérez, un estudiante universitario (y auxiliar contable) de esta gran carrera de Lic. en Contaduría Pública. En espera de que su aún joven visión del mundo contable venga a dar lozanía a este blog. Porque los jóvenes ya no son solo “el futuro”, son nuestro agradable presente y ahí que escucharles (y leerles..).

Bienvenido “JuanJo”, aquí tienes tu casa digital. 😉

Sus colaboraciones estarán aquí: http://elconta.mx/juanjosesyp

Aquí les comparto su primera participación:


Si ellos no cambian; ¿nosotros tampoco?

Autor: Juan José Salazar Pérez

Estudiante Lic. en Contaduría (UDG-CUCEA)

La cultura tributaria se basa en diversos puntos; la confianza, la ética personal, el respeto a la ley, la responsabilidad ciudadana, la solidaridad social, entre otros.

Al escuchar todos estos conceptos, no debería existir problema en la contribución al gasto público que todos, de manera proporcional y equitativa; como mexicanos, estamos obligados a realizar según la fracción IV del artículo 31 constitucional. Pero pareciera que en México, la autoridad y los ciudadanos nos olvidamos un poco de la cultura tributaria y de cada uno de los conceptos que la conforman.

Para analizar éste tema, debemos ir a la raíz del problema; en México no contamos con un sistema educativo que nos forme y nos guíe en materia tributaria; y tampoco se trata de culpar solamente al sistema y a los que lo conforman, pero la incursión de éstos temas en la educación básica, sería de gran ayuda en la búsqueda de la transformación del país. Crecemos prácticamente sin información de los impuestos; ¿Qué son?, ¿Para qué sirven?, ¿En qué se utilizan?

No estoy pidiendo que los niños de primaria se conviertan en eruditos de la materia, solamente la formación de una cultura que el día de mañana nos servirá para formarnos como mejores ciudadanos.

Las contribuciones que recibe el Estado deben verse reflejadas en beneficios para los ciudadanos, los funcionarios públicos deben cumplir de manera correcta sus tareas y los contribuyentes; después de cumplir la obligación constitucional de pagar impuestos, debemos exigir transparencia y resultados a nuestros gobernantes.

Dejemos atrás el círculo vicioso en dónde si ellos no cambian; nosotros tampoco. Revisemos atentamente los puntos que conforman la cultura tributaria y apliquemos cada uno de ellos en nuestra vida diaria.

Soy Juan José Salazar y nos leemos en la próxima…

Twitter: @Juanjosesyp

Facebook: Juanjo Salazar

Juan José Salazar Pérez

Acerca de Juan José Salazar Pérez

Estudiante de la Universidad De Guadalajara / Centro Universitario De Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) / Licenciatura En Contaduría Pública. Twitter: @Juanjosesyp

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

5 comentarios

  1. Como lector frecuente de este blog me resulta agradable saber que un buen amigo mio colaborará aqui. Me parecen interesantes sus columnas (calumnias entre el y yo) y creo que está centrado en los problemas sociales y politicos que aquejan a nuestra sociedad hoy en dia. Felicidades (Congratulations) Juanjo 😉

  2. Juan José Salazar Pérez
    Juan José Salazar

    Gracias por sus comentarios

  3. Muy interesante concuerdo con el escritor que la cultura tributaria es muy importante, considero que antes de lanzar cualquier reforma se debería de empezar por inculcar una cultura tributaria en general tanto como a los niños, contribuyentes, jóvenes y responsables en los órganos federales ya que no podemos seguir con la mentalidad que
    comentaba Juan José SI ELLOS NO CAMBIAN NOSOTROS TAMPOCO, debemos de empezar a tomar conciencia que nosotros somos el cambio que queremos ver en el mundo!
    MUY BUEN ARTÍCULO FELICIDADES!

  4. Excelente reflexion.

    En una ocasion comentaba con parte de mi familia (Que se dedican a la docencia a diferentes niveles) que me resulta muy extraño y dificil de entender que materias como ÉTICA y Filosofía ya no son parte de muchos programas de educación, pareciera que nadie quiere la responsabilidad a esta parte de la educación, maestros, padres de familia y gobierno se endosan unos a otros esta misión y al final el resultado es esta… generaciones de jóvenes sin apego a sus valores y sin el juicio necesario para apoyar y/o demandar una buena atencion de su gobierno y sus requerimientos fiscales, por solo dar un ejemplo, ya que el tema se aplica a todo. Saludos.

  5. Muy buen post!!

No se admiten más comentarios