¿Alguna vez has tenido el conflicto de tener que decir “NO”?

como_decir_que_no

Visto primero en: ccpg.org.mx

¿Alguna vez has tenido el conflicto de tener que decir “NO”?

“Sea como fuere lo que pienses, creo que es mejor decirlo con buenas palabras”.William Shakespeare

Para la mayoría de las personas el tener que decir que “No”, les causa conflicto o angustia. En el caso de los líderes empresarios decir que “No” a algo que nos han propuesto nuestros familiares, amigos, compañeros o simplemente terceros, nos hace sentir culpables. Esto ocurre cuando rechazamos una petición razonable, sentimos culpa o en el menor de los casos tenemos la sensación de que estamos siendo egoístas. El conflicto de decir que “No” crece aún más cuando se trata de una empresa familiar, debido a que la mayoría del tiempo se trata de integrantes de nuestra misma familia.

Algunos tenemos la tendencia de dedicar tiempo y atención prácticamente a cualquiera que nos lo pide, sin ningún análisis. Y la consecuencia es que a quien le decimos “NO” es a nosotros mismos al olvidarnos de nuestros sueños y peor aún de nuestras necesidades básicas.

De esta forma el “No” positivo crea una secuencia siendo ésta el Si-No-Si, el primero expresa la necesidad y valores de la persona, el “No” consolida el poder, y el segundo Si afianza su relación. La clave es tener respeto por nosotros mismos así como a los demás.

Es importante que estés consiente de que puedes decir “No” y “No” tienes por qué justificarte. Tienes derecho a tener tus propias opiniones y a tomar tus decisiones porque eres un ser humano que te mereces el mismo respeto que los demás.

Muchas veces los empresarios o el familiar trabajando dentro de la misma, se siente comprometido en toda ocasión a decir que sí ante cualquier situación que se le presente, con el miedo de que si dice que “No” se verá poco comprometido con la empresa y la familia. Pero lo anterior es falso, incluso si es tu papá, jefe o alguien de mayor jerarquía con la que estés tratando, siempre tienes la opción de decir que “No” pero debes estar dispuesto a lidiar con las consecuencias de ello. En última instancia todo en la vida se reduce a nosotros y a las decisiones que tomamos.

Es importante que estés consiente  de que puedes decir “No” y no tienes por qué justificarte. Tienes derecho a tener tus propias opiniones y a tomar tus decisiones porque eres un ser humano que te mereces el mismo  respeto que los demás. Deja de dar explicaciones y permanece en ese lugar interior donde tú sabes que eres una persona valiosa.

En la mayoría de los casos decimos que sí para que la gente nos quiera y sentirnos aceptados,  y he ahí donde reside problema, la verdad es que no necesitamos comprar  la amistad o aprobación de los demás; sino que es más importante aprender a marcar límites a las conductas ajenas o peticiones que no aceptamos.

Por lo anterior es importante aprender a decir que “No” de una manera en la que la persona pueda comprender que no es por falta de compromiso o que es algo dirigido a hacia esa persona en particular, sino hablarlo de manera que la otra parte pueda entenderlo y aceptarlo.

Podemos decir “No” de manera positiva, lo cual significa decirnos “Si” a nosotros mismos y a nuestros valores. Para ilustrar lo anterior, pongamos el ejemplo de Daniel quien trabaja junto a su padre en la empresa familiar; su padre le pide que se ocupe de la empresa durante la época de Navidad; a Daniel se le presenta la disyuntiva de decir que “”No”” a su padre o pasar el tiempo navideño cerca de su familia, razón por la cual con el objetivo de evitar una disputa con su padre, le dice que “No” bajo el argumento que su familia lo necesitaba ese día más. Para lo cual toma las medidas necesarias para resolver la situación, es decir “No” se limita a solo decir que “No”, sino que propone una vía alterna para poder cumplir con lo que se le solicita.

MiContabilidad.digital

Algunos tips que te pueden ayudar a aprender a decir “No” son:

  1. Fundamenta tu respuesta, presta atención al modo en que respondas a las peticiones de los demás, ya que en la medida en la que contestes será en la que los demás acepten tu decisión, “No” te limites a solo decir “”No””, da el razonamiento detrás de tu decisión.
  2. Desarrolla criterios, crear una lista de objetivos y metas para ti mismo y tu negocio. Toma tu tiempo antes de responder. Puedes decir “Deja que lo piense”, esto te dará el tiempo para que puedas reflexionar y tomar una buena decisión, midiendo el costo de decir que sí o “No” a las ideas que se te presenten. Si la propuesta “No” va enfocada al crecimiento al rumbo que deseas tome la empresa deséchala, independientemente que esta venga de un familiar o un tercero.
  3. Controla tus emociones, “No” permitas ni toleres que te griten o te maltraten por negarte a hacer algo. “No” llegues a la violencia, si una situación se sale del control simplemente retírate es mejor dejar que los dos recobren la calma y puedan hablar del tema, pero evitar enfrentamientos.
  4. Rechazo Cortés, el decir que “No”, “No” significa que para decirlo uno debe perder la compostura o ser grosero; el decir que “No” lo puedes hacer de manera respetuosa lo cual ayudará a que la persona a la que se lo digas “No” se sienta atacada y lo llegue a comprender.
  5. Practica decir que “No”, eres prioridad y debes mantenerte firme en la dirección de tu empresa. Si “No” estás listo para decir que “No” en tus relaciones profesionales y familiares, aprender a decir “No” con pequeños detalles del día a día.
  6. Busca vías alternas, “No” solo te quedes con el “No” ante algo que se te pide, busca otras alternativas para cumplir con lo que se te solicita.

A veces me cuestiono y trato de justificar cómo decir “No”, y al final voy con un sencillo “Lo siento, pero me temo que no puedo hacerlo” como respuesta en muchas ocasiones y para mi sorpresa, las otras personas lo toman con mucha facilidad haciendo que me dé cuenta de que la mayoría de los conflictos que tengo con decir “No”, son más imaginaciones  propias que cualquier otra cosa. Mientras seamos sinceros, francos y respetuosos con las otras personas, no debería haber ninguna razón por la cual exista algún problema al decirlo.

Finalmente aprender a tomar la decisión de decir “No”, te ayudará a eficientar el manejo de tu tiempo y dedicarlo a hacer lo que realmente quieres, lo que es importante para ti y lo más valioso aumentará de manera significativa tu autovaloración y por lo tanto tú autoestima. Ten siempre presente que: Es mil veces más fácil decir “No”  y disculparnos que pasar la vida viviendo lo que los demás decidieron para nosotros.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios