Hablar menos y escuchar más. – Clave silenciosa del éxito –

hablar_menos_escuchar_mas

¿Por qué el ser humano está dotado de dos orejas y una boca?

Fuente a visitar: IMCP-Guadalajara

Dicen algunos eruditos que para escuchar más y hablar menos. Esa sería la programación inicial, de fábrica, pero en algún punto del camino muchas personas decidieron modificar los porcentajes y asignarle un mayor valor al hablar y un menor al escuchar. Y de sobremesa, hablar solo sobre sí mismos.

Esto último solo es efectivo cuando se está en consulta con el psicólogo, médico, coach o cualquier otro profesional cuya labor es esa: escuchar, pero no así en la construcción de relaciones.

La comunicación es el eje fundamental de la evolución humana y permite la conexión entre unos y otros. Pero una efectiva comunicación no es posible en una sola vía, debe ser de ida y vuelta. Siempre lo reitero ¿Quieres saber la profundidad y calidad de tus relaciones?, fíjate en las conversaciones.

Ejemplo simple: con quién quisieras reunirte hoy a tomar un café, con esa persona que puede durar horas hablando de ella y su mundo, o con quién además de compartir sus propias experiencias permite que le compartas las tuyas y te escucha naturalmente.

platica-amigasA menudo las personas que hablan mucho tienden a pensar en lo que van a decir cuando los demás están hablando, y se están perdiendo del aprendizaje de escuchar al otro por quedarse encerrados escuchando su propia voz y pensamientos una y otra vez. Las palabras presentes en cada oración de estas personas son “como cuando yo…”, “yo pienso que…”, “en cambio yo…”, “sí.. claro.. lo que a mí me pasa es que…”, entre otras.

Si has identificado estas oraciones en alguien que conoces, ármate de valor, paciencia y afecto para el próximo encuentro, es la única forma de sobrellevarlo sin querer ahorcarlo. Y si identificas estas frases en ti, cuidado! Estas auto-saboteándote tus propias posibilidades de éxito y de construir relaciones sinceras y profundas.

Cuando hablas menos y escuchas más, esto es lo que transmites:

  • Valoras a las otras personas y sus opiniones.
  • Valoras el tiempo de otros.
  • Puedes escuchar y considerar múltiples puntos de vista.

Ten en cuenta entonces lo siguiente si quieres desafiarte a adquirir habilidades para una escucha efectiva:

  • Pon tu mente en blanco cuando la otra persona está hablando. No pienses que vas a responder o a cual experiencia tuya se asemeja. Solo deja que la conversación fluya
  • Mira a los ojos de tu interlocutor
  • No quieras llenar cada vacío que aparece en la conversación. Tal vez esa persona necesita ese silencio
  • Haz preguntas que le demuestren a quién te está hablando que realmente estás escuchando y estás interesado. En lugar de “Si, yo también me enojaría, como esa vez en la que…”, pregunta cosas como ¿cómo te sentiste con eso? ¿Qué piensas hacer?
  • En caso que te pidan un consejo específico, dalo desde tu experiencia pero comprueba siempre con la otra persona si eso que le estás diciendo le viene bien, o que duda tiene.

Y si se trata de negocios ni se diga, se requiere escuchar más y hablar menos. Clientes, consejeros, inversionistas y miembros de tu equipo lo valorarán. Cuando hables, concéntrate en hacerlo con efectividad.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. IRMA SOTO CARRILLO

    GRACIAS POR ESTE ARTÍCULO A MI ME APLICA Y DE HOY EN ADELANTE VOY A CORREGIRME Y ESCUCHAR A LOS DEMÁS TENGO AMIGOS DE MUCHOS AÑOS QUE QUIERO Y ME QUIEREN MUCHO Y HOY ME DOY CUENTA QUE DE VERDAD ME QUIEREN PORQUE A LA FECHA ME HAN AGUANTADO SALUDOS Y BENCICIONES

  2. liliana villafuerte carranza

    Muchas gracias por este articulo esta muy interesante y constructivo, porque muchas personas no sabemos escuchar, es importante comenzar a escuchar y poner en practica sus consejos, muchas gracias. Saludos, dios los bendice.

No se admiten más comentarios