Estudio UACH: Estimación de la evasión de impuestos por introducción ilegal de mercancía por la frontera sur.

“Estimación de la Evasión de Impuestos por introducción ilegal de mercancía por la frontera sur”

imageCoordinador-Investigador:

Alfredo Martínez de la Torre

Investigadores:

Marco Antonio Lara Martínez

Gonzalo Coporo Quintana

Oscar A. Carballo Aguilar

Rodolfo Humberto Ramírez León

Jorge Francisco Domínguez Gómez

Julio Cesar Castañón Estrada

Visto primero en: IMCP – Noticias Fiscales

Resumen ejecutivo.

La globalización de la economía con lleva un incremento en los flujos comerciales de todos los países, sobre todo entre estados fronterizos. La República Mexicana colinda con tres países: con Estados Unidos tiene una frontera de 3,152 kilómetros, con Guatemala de 956 kilómetros y con Belice de 193 kilómetros.

El objetivo general del estudio es estimar la evasión del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y del Impuesto General de Importación (IGI) por la introducción ilegal de mercancía por la frontera sur.

La recaudación del IVA representa alrededor del 40% de los ingresos tributarios en México y en las aduanas concentra cerca del 90% de todas las contribuciones cobradas en las aduanas. El IGI contribuye con menos del 3% de la recaudación total, sin embargo, es la segunda contribución más importante en las aduanas, su importancia ha ido disminuyendo debido a la entrada en vigor de los tratados de libre comercio en los que se exenta total o parcialmente.

Existen dos adunas en la frontera sur: Ciudad Hidalgo, entre Chiapas y Guatemala y Subteniente López, entre Quintana Roo y Belice. Esta dos aduanas recaudan alrededor del 0.5% de todo el sistema aduanero del país.

Las importaciones provenientes de Centro América representan un porcentaje bajo del total de todos los países, aunque ha mostrado un fuerte crecimiento en los últimos años, pasó del 0.60% al 1.23% del total de las importaciones de 2008 a 2012.

Muchas de las importaciones de Centro América se concentran en el sector agropecuario y sus derivados gravados con tasa 0%, por lo que no se tiene ningún incentivo para la importación fiscal e ilegal. Destacan dentro de este grupo el aceite de palma, azúcar, cacahuates, aceite de coco y crustáceos. Aunque también se importan, tanto legal como ilegalmente, artículos eléctricos y textiles.

Los productos importados ilegalmente difícilmente se incorporan a las cadenas productivas formales por carecer de comprobantes fiscales que sean deducibles, por lo que son comercializados en el mercado informal, sobre todo en las regiones fronterizas.

El estudio se basó en estimar la venta de productos en los tianguis a través de los vendedores ambulantes de los que son susceptibles a evasión, además de excluir a todos los productos gravados a tasa 0% y los exentos.

Se utilizó información de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) para determinar el porcentaje de consumo adquirido en el mercado informal, con lo que se proyectó a diferentes años para determinar el valor de los bienes en este mercado.

Con el monto estimado de los bienes se calculó la evasión del IVA y del IGI para cada uno de los años estudiados y se llegó a un valor cercano a los 200 millones de pesos cada año, lo cual representa un porcentaje bajo con relación al PIB (menos del 0.002%), aunque al comparar con la recaudación de las aduanas del sur resulta entre el 15 y 22 por ciento.

Continuar leyendo estudio completo en formato PDF


Descargar PDF desde servidor de ElConta.Com

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios