Las 10+ malas prácticas que realiza el SAT al intentar recaudar “persuasivamente”.

miedoMalas prácticas en recaudación persuasiva

La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente detectó malas prácticas en acciones de recaudación persuasiva, mediante las que, en vez de persuadir o invitar al contribuyente al cumplimiento voluntario de sus obligaciones tributarias, de manera velada realiza actos de cobro coactivo y de fiscalización, sin seguir los procedimientos que para tales efectos establecen las leyes.

PRODECON sostiene que la adopción de actos de cobro persuasivo de ninguna manera debe resultar en la falta de respeto a los derechos constitucionales y legales de los gobernados como contribuyentes. Por ello insiste en que la autoridad debe adoptar las mejores prácticas administrativas, a efecto de que estos actos no constituyan una amenaza o intimidación al contribuyente, ni un acto en donde se fijen las obligaciones fiscales sin seguir los procedimientos legales correspondientes, ni citar los fundamentos o motivos respectivos.

El Ombudsman fiscal propone que la recaudación persuasiva se lleve a cabo bajo un enfoque basado en la convocatoria al contribuyente al cumplimiento voluntario y en el derecho a ser informado y asistido.

MiContabilidad.digital

Malas prácticas de las autoridades fiscales en materia de cobro persuasivo

1. Citar en sus oficinas por escrito o por teléfono a los contribuyentes para que aclaren “inconsistencias” respecto de uno o más ejercicios, con base en conceptos abstractos y genéricos, como el que se les detectaron “comportamientos atípicos”, sin que los contribuyentes sepan en qué consisten éstos, ni las probables omisiones que pudieran haber cometido.

2. En las referidas comparecencias, al contribuyente sólo se le exponen de manera verbal las inconsistencias o presuntas irregularidades, sin que consten en documento escrito.

3. Coaccionar al contribuyente, una vez citado en las oficinas, a firmar una declaración unilateral de voluntad, en la que se compromete en ese momento a autocorregirse en los términos que la autoridad pretende.

4. Impedir el acceso a los asesores del contribuyente cuando éste es citado para alguna acción de cobro persuasivo.

5. Invocar preceptos legales que contemplan procedimientos que no se están llevando a cabo efectivamente. Ejemplo: en las cartas invitación por depósitos en efectivo se cita el fundamento legal de la discrepancia fiscal,sin que la autoridad haya llevado a cabo dicho procedimiento.

6. No exponer en forma clara y objetiva en la acción de cobro persuasivo las acciones que tiene que llevar a cabo el contribuyente para aclarar su situación, ni referirle los derechos que le asisten.

7. Señalar a su arbitrio el plazo perentorio para atender la “invitación” y entregar los documentos o informes solicitados.

8. Solicitar de forma excesiva y onerosa documentos e informes fuera de facultades de comprobación, lo que en realidad constituye una acción de fiscalización y no de persuasión.

9. Adjuntar a las solicitudes mencionadas, formatos no oficiales diseñados por la propia autoridad, pretendiendo que el contribuyente los llene, trasladándole así, prácticamente, la carga de auto auditarse.

10. Notificar a los contribuyentes propuestas de pago que se reducen a meras sumatorias, sin especificar el procedimiento que las llevó a su determinación.

➡ Lectura de documento completo en sitio de PRODECON

➡ Descarga de versión PDF desde servidores de ElConta.Com

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios