¡Peligro! Celulares asesinos.

celular_asesino_conducir_texteandoFuente: Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara

 (Boletín cultural)


➡ Asiste a los talleres y seminarios organizados por el CCPG


 

Los avances tecnológicos nos facilitan la vida diaria en innumerables ocasiones, pero también generan dependencia; un ejemplo de esto son los celulares. Los teléfonos móviles ya no solo sirven para recibir y hacer llamadas, sino también para establecer contacto con personas de todas partes del mundo, es por esto que los mantenemos en nuestras manos casi todo el día. ¿Tienes un minuto para cambiar tu vida?

1. Deja el celular mientras conduces
Por muy trillado que suene, es necesario, esencial y VITAL. Tal como se ve en el video, basta solo un segundo de descuido al volante para provocar un accidente. No existe una llamada, mensaje o notificación por la cual valga la pena sacrificar tu vida y la de los demás. Si fuese estrictamente necesario tomar el teléfono mientras estás manejando, entonces disminuye la velocidad, enciende las luces de estacionamiento y oríllate hacia un costado; te tomará un par de minutos más, pero más vale perder un minuto en la vida, que la vida en un minuto.

2. Menos tecnología y más comunicación
A pesar de que el uso de internet ha permitido que nos pongamos en contacto con personas a quienes tenemos lejos físicamente, también nos distancia de aquellas que tenemos a nuestro lado. Hay veces en que nos concentramos demasiado en estar al tanto de todas aquellas amistades a quienes no hemos visto en mucho tiempo, en brindarles “apoyo virtual” o en dar a conocer nuestros pensamientos, alegrías y problemas a través de las redes sociales. Hacemos todo esto sin darnos cuenta que estamos dejando de lado a quienes tenemos junto a nosotros a diario, por ejemplo, a nuestra familia, pareja y amigos reales. Procura establecer horarios para estar en línea y cuando estés familia deja el celular a un lado.

3. Reglas claras mejoran la relación
Se ha vuelto casi normal observar a los niños de tan solo tres años de edad utilizando un equipo tecnológico, como si fuesen expertos en ello. Videos en otros idiomas, juegos o programas interactivos se han transformado en los nuevos compañeros de juego de nuestros hijos. Por ello, es necesario educarlos en el tema desde pequeños y así protegerlos eficazmente. En más de una ocasión, me ha tocado presenciar cómo mi hija busca “princesa” y le aparecen videos de chicas borrachas bajo el título “princesas ebrias”; por esto he tomado algunas medidas para evitarlo, y que comparto contigo:

  • Descarga tú los videos que interesan a tus hijos. Así evitas que vean aquellos que no son adecuados para su edad.
  • Prueba los juegos. Procura revisar y escuchar los juegos antes de que tus hijos los usen.
  • Si puedes, desconecta Internet: Con esto conseguirás que no puedan acceder a sitios con contenido inapropiado.
  • Si no puedes desconectar Internet, activa el filtro: Aprovecha las ventajas de Internet como los filtros para niños, pues con esto disminuyen los programas con violencia o palabras obscenas.

Recuerda que todo en la vida tiene un lado positivo y otro negativo; no permitas que la tecnología se vuelva tu enemiga, utilízala con moderación y con las precauciones antes mencionadas para que sea un aporte en tu vida.

Lectura extra:

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios