Gerente de felicidad: La gente no renuncia a las empresas, renuncia a los malos jefes

gerente_felicidad

Fuente: Colegio de Contadores Públicos de Guadalajara

 (Boletín cultural)


➡ Asiste a los talleres y seminarios organizados por el CCP de Guadalajara


Un artículo del diario Las Últimas Noticias de Chile difunde a través de las redes sociales el siguiente artículo:

“Gerente de felicidad: La gente no renuncia a las empresas, renuncia a los malos jefes”.

Rodrigo Rojas, gerente de felicidad del BancoEstado Microempresas, hace dicha afirmación. Su jefa, Soledad Ovando, gerente general de la entidad, indica que si los empleados “viven” más tiempo en la oficina que en la casa, es necesario que estén contentos en dicho ambiente para trabajar mejor. Hace 17 años crearon esta área enfocados en asegurar el buen clima laboral. Las investigaciones avalan esta idea y son hoy líderes en la industria del financiamiento a las microempresas en su país. Esto se debe a un grupo humano feliz.

¿Cómo hicieron para conseguir este objetivo? Ser feliz. En el 2006 crearon la subgerencia de gestión de felicidad, un concepto innovador para Chile, que en el 2012 convirtió al área de Recursos Humanos en la Gerencia de felicidad.

Rojas comenta, “estamos convencidos de que en el trabajo se puede ser feliz”. Su función es escuchar a los colaboradores y ser proactivo en disolver los problemas que asomen por ahí. Él está dispuesto a laborar 24 horas al día por el bien de su gente. 80% de su día lo pasa conversando.

El punto más importante de generación de felicidad en los colaboradores es el jefe. Este tiene que estar alineado al concepto de que las personas son lo más importante en una organización. El jefe tiene un deber ético con su equipo de trabajo.

Según investigaciones, la gente renuncia a sus trabajos por la mala gestión de sus jefes. Rojas tiene un plan de entrenamiento especial para los jefes, bajo la consigna que todos son personas, de iguales capacidades pero con responsabilidades distintas.

Los empleados valoran los beneficios que no pueden tener en otros lugares. En el caso de BancoEstado Microempresas, la rotación de personal es sólo 2%. Rojas menciona que son pocos los ejecutivos o trabajadores que renuncian porque reciben facilidades antes distintos casos. Por ejemplo, si un trabajador tiene un hijo enfermo al que tiene que cuidar buena parte del tiempo, entonces tiene derecho a solicitar tiempo libre con goce de sueldo. Se valora mucho a la gente.

¿Qué te parecería aplicar este modelo de felicidad en tu empresa?

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. JOSE A. RUIZ SILVA

    Un buen artículo que nos hace reflexionar sobre la parte más importante de una empresa pero también la más olvidada, que es su personal, ojala más personas y en especial los Jefes estuviera convencidos que las personas felices, son personas más productivas, y con ello evitar el desagrado con que algunos elementos vamos al trabajo todas los días.

No se admiten más comentarios