¿Planeación estratégica? No te preocupes, ¡ocúpate!

MiContabilidad.digital

Mario Rizo

¿Planeación estratégica?

No te preocupes, ¡ocúpate!

Autor: C.P.C. y M.I. José Mario Rizo Rivas

Blog del autor: mariorizo.com

Firma Salles Sainz Grant Thornton


“¿Cómo lograr que nuestra empresa familiar supere el reto de sus primeros diez años y se consolide en el mercado? La respuesta es: planeando, planeando, planeando”.


¿Has escuchado hablar del Instituto del Fracaso? ¡Deberías! Dicho instituto constituye el brazo de investigación del movimiento FUN (FuckUp Nights), nacido en México en 2012 con el objetivo de ser una plataforma donde los empresarios modernos compartieran nada más y nada menos que sus fracasos.

Quizá a algunos pueda, al inicio, sonarles absurdo, e incluso frívolo, pero en estos cinco años FUN ha ganado una enorme cantidad de seguidores que se reúnen para escuchar seminarios sobre emprendedores que han fracasado y cómo han aprendido de sus errores.

¿Por qué fracasa un negocio?

Gracias a todos estos testimonios, el Instituto del Fracaso ha recopilado las cinco causas por las cuales los negocios en México fallan, y son las siguientes:

  1. Los ingresos no dan para cubrir los gastos.
  2. Hay poca claridad en los objetivos del negocio.
  3. No se lleva a cabo un proceso de análisis de todos los factores que influyen en la empresa.
  4. Faltó la parte de visión empresarial.
  5. Se dieron problemas al momento de ejecutar los planes.

Parecerían muchos factores, pero en realidad se resumen en algo muy sencillo: la planeación.

Ésta es la fase más importante para cualquier empresa, y las familiares no son la excepción. De hecho, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) menciona que el promedio de vida de una pyme no supera los 7 años, y la falta de planeación tiene gran parte de la culpa.

Rompiendo el ciclo

¿Cómo lograr que nuestra empresa familiar supere el reto de sus primeros diez años y se consolide en el mercado? La respuesta es: planeando, planeando, planeando.

Elabora para tu empresa un plan que defina quiénes son, qué buscan y cómo lo lograrán. Te comparto brevemente las ocho etapas que debes contemplar al momento de crear esta herramienta, tan importante para toda compañía:

  1. Establece la misión (la razón de ser), visión (nuestra meta) y valores (cualidades, principios y creencias) de tu empresa. Poner por escrito los cimientos de tu filosofía empresarial permitirá que vislumbres cómo quieres que sea tu empresa en el futuro; así podrás dar pasos firmes que te guíen por el camino correcto.
  1. Analiza tu entorno. Detecta las oportunidades que se podrían presentar, las amenazas que podrían perjudicar a tu empresa, y las estrategias que te permitan aprovechar las primeras y enfrentar las segundas. No te olvides de analizar los factores:
  • Económicos (la inflación, PIB, las tasas de interés en el país)
  • Sociales (¿cuáles son las tasas de fecundidad, mortalidad y migración de tu región?)
  • Gubernamentales (¿conoces las regulaciones, leyes de patentes y demás leyes de tu mercado?)
  • Tecnológicos (¿cuáles nuevos procesos, maquinarias y sistemas existen?)
  • De consumo (¿qué necesidades y deseos tienen tus consumidores potenciales?)
  • De competencia (detectando tus ventajas competitivas, tus fortalezas y debilidades)
  1. Haz una radiografía de tu empresa. Analiza tus factores internos (administrativos, de ventas, financieros, de Recursos Humanos, de producción…), y conoce los recursos y capacidades con las que cuentas para avanzar; para esto te recomiendo realizar una matriz FODA.
  1. Mira hacia el futuro. Establece objetivos a largo plazo para fijar el rumbo; no vivas al día, planea a 3 o 5 años. Está bien que utilices objetivos genéricos como “ser la empresa líder en el mercado”, “incrementar las ventas”, “obtener una mayor rentabilidad”… esto te permitirá capitalizar las fortalezas de tu empresa, superar los obstáculos y mantenerte fiel a la misión, visión y valores de la compañía.
  1. Crea estrategias. Cuando tengas un Norte hacia el cual dirigirte, formula, evalúa y selecciona estrategias que te permitan alcanzar los objetivos. ¿Lo que has hecho en este tiempo ha funcionado para lograrlos? ¿Qué necesitan ajustar para mejorar estos resultados? Fija estrategias reales y factibles, agrúpalas en orden de importancia, y da espacio para la adaptación a los cambios del mercado.
  1. Diseña tu plan. Cuestiónate nuevamente: ¿Dónde estamos? Y ¿hacia dónde queremos ir? Contempla las tendencias del mercado y especifica qué estrategias aplicarás de inmediato, con objetivos a corto y mediano plazo, asignando recursos a cada paso, sus responsables y el margen en tu presupuesto para ajustes emergentes. Esta etapa te permitirá coordinar mejor las actividades que los llevarán a cumplir sus objetivos, así como llevar un mejor control de los resultados.
  1. Pon manos a la obra. Asegúrate que tu planeación no se quede en papel, de nada sirve formular estrategias que no ponemos en práctica. Motiva a tus trabajadores a tratar de cumplir los objetivos de la compañía; aprende a manejar los conflictos que puedan surgir de la implementación de estrategias; rompe la resistencia al cambio; e involucra a todos los miembros de la empresa, ya que todos deben comprometerse con el proceso para que éste sea exitoso.
  1. ¡No te olvides! Parte importante de la planeación estratégica es mantener un control de las acciones, es decir, ¡darles seguimiento! Este paso a veces lo obviamos, un error que pagamos muy caro, debemos asegurarnos de estar realizando las actividades de acuerdo a lo establecido. Evaluemos resultados de las estrategias, comparémoslos con los esperados y demos un apretón a las tuercas que lo necesiten.

La planeación estratégica nos brinda una visión de lo que queremos y podemos llegar a ser, ¡tomémosla como una guía para llegar a la meta! Te invito a usar esta herramienta de armonía entre todos los miembros de la empresa familiar, estoy seguro de que no te arrepentirás.

“Toma 20 años crear una reputación, y toma cinco minutos arruinarla; si piensas de esa manera, harás las cosas de manera diferente”.

Warren Buffett, empresario estadounidense. 


C.P.C.  y M.I.  José Mario Rizo Rivas | Socio Director Oficina Guadalajara

Salles, Sainz – Grant Thornton, S.C.

Niños Héroes 2971 | Col. Jardines del Bosque | 044520 | Guadalajara, Jalisco México

T +52 (33)3817 4480,  +52 (33) 3642 1290 Ext 128 | F +52 (33)3817 4136

E Mario.Rizo@mx.gt.com | W www.grantthornton.com


Ponemos a tu disposición los libros escritos por el Maestro Mario Rizo:

mario_rizo_libros

Acerca de Mario Rizo

Mario Rizo es Contador Público Certificado, egresado de la Universidad de Guadalajara, con Maestría en Impuestos. Tiene 25 años de experiencia en el área de Auditoría en la firma Salles, Sainz Grant Thornton, y su probada experiencia en el sector de Empresas Familiares lo ha catapultado a páginas de periódicos nacionales, conferencias, foros y encuentros de discusión sobre este tipo de negocios en México. Además es autor de los libros “El Sucesor: La Aventura de Entregar tu Empresa Familiar a una Nueva Generación”, “El Sucesor II: El Legado Empresarial” y “Todos Ganan: Las Mejores Estrategias para Llevar una Empresa Familiar a la Cima”. Teléfono +52 33 3817 4480
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. Me encanta su comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responder esta suma para comentar: *