Obra bien y te irá bien: Buenas prácticas para luchar contra la corrupción

Obra bien y te irá bien: Buenas prácticas para luchar contra la corrupción

Autor: C.P.C. y M.I. José Mario Rizo Rivas

Blog del autor: mariorizo.com

Firma Salles Sainz Grant Thornton

 

“La corrupción debilita la confianza; cohíbe el desarrollo económico y social y socava la competencia justa”. John Browne de Madingley, líder industrial y escritor.


La corrupción es un monstruo cuyos tentáculos asfixian la economía de muchos países; para lograr escapar de su mortal abrazo, a los empresarios nos toca crear políticas que permitan laborar dentro de una cultura ética y libre de sobornos.

“Los gobiernos de todo el mundo reconocen que no pueden solos contra el problema de la corrupción; es responsabilidad de nosotros como empresarios ser sus aliados en el cambio”.

Para que una empresa en cualquier mercado del mundo tenga una oportunidad de prosperar, el ambiente ideal debe ser uno basado en el libre mercado; y para que exista un libre mercado, el sector público debe luchar constantemente contra uno de los peores enemigos de la economía: la corrupción.

Sin embargo, en los últimos años hemos visto un impresionante aumento de este cáncer en nuestro país, que ha llegado hasta las más altas esferas del poder. De 2010 a la fecha, al menos 11 gobernadores de diversos estados (y partidos políticos) han sido señalados como corruptos; de éstos, el más famoso quizás es Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, quien ha poblado las noticias y columnas de opinión con sus denigrantes actos que no sólo buscaban enriquecerlo a él y a su familia a costa de los bolsillos de los veracruzanos, sino que incluso atentaron directamente contra la vida de niños y adultos de su estado.

No ha sido el único: Guillermo Padrés en Sonora; Fausto Vallejo en Michoacán; Ángel Aguirre en Guerrero; Rodrigo Medina en Nuevo León; Humberto Moreira en Coahuila; Luis Armando Femat en Aguascalientes…  la lista sigue y sigue, y sean rojos, azules, amarillos o de cualquier afiliación, los gobernantes actuales (no todos, pero sí muchos) le hacen honor al infame dicho mexicano de que “el que no transa, no avanza”.

Nuestro objetivo como país, pero también como empresarios, debe ser luchar contra este lastre que aumenta la inseguridad y desigualdad, impide la sana competencia y traba el avance de nuestra economía. Pero, ¿cómo podemos ir en contra de esta triste corriente?

Poniendo el problema en evidencia

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) es un organismo de cooperación internacional compuesto por 35 estados que buscan coordinar sus políticas económicas y sociales. Una de sus principales misiones de esta entidad es observar que sus miembros establezcan prácticas para eliminar la corrupción.

Por su parte, la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción es el instrumento más poderoso en la lucha contra este mal que afecta a las empresas de todo el mundo; sus 167 estados miembro (entre ellos, México) se han comprometido a aplicar medidas contra su práctica. Nuestro país, por ejemplo, creó el Sistema Nacional Anticorrupción, cuyo objetivo e mejorar los procedimientos de prevención, investigación y sanción de los actos corruptos, buscando que los órganos de sanción sean profesionalizados y estén bien preparados para llevar a cabo sus funciones.

Hasta hace poco tiempo, el concepto de corrupción sólo abarcaba el sector público; sin embargo, los gobiernos han reconocido que no pueden solos contra el problema. Es responsabilidad de nosotros como empresas ser aliados importantes para lograr un cambio en este tema, y es por eso que el décimo principio del Pacto Global de la ONU por la Transparencia Internacional dice textualmente: Los negocios deberán actuar en contra de la corrupción en todas sus formas, incluyendo la extorsión y el soborno”.

Nuestra función como empresas

Amigo fundador o directivo, seguro deseas que la reputación de tu empresa familiar sea perfecta, pues esto atraerá las inversiones y protegerá a tus accionistas, ¿verdad? Entonces, combatir la corrupción debe ser una de tus principales tareas; al hacerlo, te diferenciarás del resto al no participar en el desigual juego de sobornos y “mordidas”, manteniéndote en la legalidad y protegiendo el nombre de tu compañía.

¿Qué riesgos existen si no controlamos la corrupción desde adentro? Muchos, de hecho; desde legales (por el riesgo de incurrir en dádivas y sobornos, lavado de dinero y tráfico ilegal), hasta de reputación (al ser acusados de malas prácticas), de seguridad (una empresa que ha dado su primer soborno podría enfrentarse a chantajes más frecuentes que una que se niega a participar desde el principio) e incluso financieros (el desvío de recursos podría aumentar los costos de tu empresa hasta en más del 20%)… simplemente es insostenible permitirnos que nuestra empresa se preste a este tipo de prácticas.

¿Por dónde comenzamos?

El Pacto Global de la ONU nos sugiere una serie de medidas para apoyar la lucha contra la corrupción; éstas se deben enfocar en acciones internas, externas y colectivas.

  1. Acciones internas. Introduce políticas y programas anticorrupción y anti-soborno en tu negocio. Como líder, debes dar un ejemplo claro de lo que se espera de tus empleados, procura que el Código de Ética de tu empresa familiar estipule sin lugar a dudas su compromiso por la tolerancia cero a las acciones corruptas (acércate a la Cámara de Comercio de tu ciudad, o a organismos como Transparencia Internacional si requieres de asesoramiento); y entrena constantemente a tu personal, dando seguimiento permanente para que la cultura ética de tu empresa se consolide.

Procura que existan los mecanismos apropiados para fomentar la cultura de la honestidad en tu compañía, con buenos sistemas de comunicación para que puedas detectar en el momento si algo no está funcionando, protección a los informantes y procedimientos de sanción claros hacia el empleado corrupto.

  1. Acciones externas. Mantén a tu entorno informado sobre tus avances contra la corrupción a través de un Comunicado Anual sobre el Avance, compartiendo tus experiencias y buenas prácticas.

Fomenta la cultura de la transparencia; informa a tus accionistas y las personas interesadas sobre las prácticas que han implementado para luchar contra la corrupción, así como los posibles estudios de caso que hayan llevado a cabo durante el año.

  1. Acciones colectivas. Colabora con empresas dentro de tu misma industria, y también en otras. En ocasiones, la corrupción no puede ser combatida de manera individual por una empresa, ya que forma parte de su cultura local; forma parte de los Pactos de Integridad e Iniciativas de Transparencia que puedan llevarse a cabo en tu región, y crea una estrecha red empresarial donde todos los integrantes busquen el bien común y se cuiden las espaldas unos a otros.

El Programa Anticorrupción

En términos sencillos, el Programa Anticorrupción de tu empresa es una guía formal que destaca el compromiso de su dirección por tener una tolerancia cero hacia la corrupción. Debe estar disponible públicamente, y contener las políticas y procedimientos detallados de acciones a seguir para lograr erradicar este mal de nuestro entorno.

Para crearlo, debes hacer una investigación completa de las leyes que aplican en México (y otros países si tu empresa es transnacional); el programa debe adaptarse a la naturaleza de tu empresa (¿en qué áreas es más posible el riesgo de corrupción? ¿Cuáles son las preferencias de tus empleados para recibir las capacitaciones necesarias?).

Logra que todos los miembros de tu empresa participen activamente en su observación, promoviendo las opiniones y fomentando que asuman el programa como propio; evita las malas interpretaciones, la aplicación del programa deberá ser obligatoria para todos los niveles, incluyendo la dirección.

Tu programa debe ser sencillo y entendible para todos, lógralo inlcuyendo ejemplos de vida real y herramientas prácticas para aplicarlo; y promueve la confianza para lograr transformar estas políticas en valores que creen un ambiente ideal para los empleados honestos.

No lo olvides, la clave del éxito de cualquier programa anticorrupción es la continuidad; no es un proyecto que se realiza una sola vez, formará parte del día a día de tu empresa y deberá adaptarse continuamente a los cambios que ésta y su entorno vayan experimentando al paso de los años.

Vale la pena mencionar que el tamaño no importa; si tu empresa es una PyME, tal vez sea complicado asignar a un empleado de tiempo completo al control y supervisión de este programa, pero la ventaja es que existen menos niveles jerárquicos y la información es transmitida de manera más directa. Si tienes la opción de contratar a un asesor externo que respalde una evaluación independiente, ¡apuesta por eso! Será más sencillo contar con un experto que siempre esté al pendiente de que tu empresa no incurra en actos de corrupción, que a veces se esconden tras términos como “pago por aceleración de trámites”, “regalo” o “acuerdo de caballeros”.

El camino para vencer este mal parece cuesta arriba, pero no estás solo; apóyate de tus empleados, mantén una comunicación abierta con ellos y con tu localidad. Y recuerda esta frase del cantante estadounidense Joan Baez: Si no peleas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella. Nadie quiere eso, así que ¡manos a la obra, a mantener limpias nuestras empresas!


C.P.C.  y M.I.  José Mario Rizo Rivas | Socio Director Oficina Guadalajara

Salles, Sainz – Grant Thornton, S.C.

Niños Héroes 2971 | Col. Jardines del Bosque | 044520 | Guadalajara, Jalisco México

T +52 (33)3817 4480,  +52 (33) 3642 1290 Ext 128 | F +52 (33)3817 4136

E [email protected] | W www.grantthornton.com


Ponemos a tu disposición los libros escritos por el Maestro Mario Rizo:

mario_rizo_libros

Acerca de Mario Rizo

Mario Rizo es Contador Público Certificado, egresado de la Universidad de Guadalajara, con Maestría en Impuestos. Tiene 25 años de experiencia en el área de Auditoría en la firma Salles, Sainz Grant Thornton, y su probada experiencia en el sector de Empresas Familiares lo ha catapultado a páginas de periódicos nacionales, conferencias, foros y encuentros de discusión sobre este tipo de negocios en México. Además es autor de los libros “El Sucesor: La Aventura de Entregar tu Empresa Familiar a una Nueva Generación”, “El Sucesor II: El Legado Empresarial” y “Todos Ganan: Las Mejores Estrategias para Llevar una Empresa Familiar a la Cima”. Teléfono +52 33 3817 4480
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Un comentario

  1. BUENAS NOCHES ME PARECE BUEN OPINION DEL MAESTRO CONTADOR MARIO RIZO PERO VEAMOS LA REALIDAD VIVIMOS EN UN PAIS DONDE LAS LEYES FISCALES Y LABORALES FUERON HECHAS A LA MEDIDA PARA LOS FUNCIONARIOS PUBLICOS SEAN LOCALES ESTATALES Y FEDERALES UN EJEMPLO EN EL CASO DE LAS AUDITORIAS FEDERALES DEL INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL SUS LEYES Y REGLAMENTOS NO HAN CAMBIADO SON REGLAMENTOS CON PRACTICAS AÑEJAS QUE DAN UN GOLPE DURO AL BOLSILLO DEL CONTRIBUYENTE EN ESPECIAL LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCION QUE SON LAS QUE SE VEN MAS AFECTADAS CON LAS EXTORCIONES Y CHANTAJES POR PARTE DE LOS FUNCIONARIOS FISCALIZADORES SE NECESITA REFORMAR LOS REGLAMENTOS AL SEGURO SOCIAL EN EL AREA DE CONSTRUCCION DE LA FORMA EN COMO SE CALCULAN LAS CUOTAS OBRERO PATRONALES A LOS PATRONES CUMPLIDOS ESA ES MI OPINION

    SALUDOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responder esta suma para comentar: *