Cómo financiarse para abrir un despacho contable.

Libro IMCP recomendado para la toma de decisiones de carácter estratégico.


Cómo financiarse para abrir un despacho contable.

Autor colaborador: 

Fernando Razcón

El ejercer de manera profesional en cualquier área es algo que llena de orgullo y satisfacción, pero para los contadores el iniciar un despacho contable es algo que va más allá de eso. Sin embargo, al buscar hacerlo uno de los temas clave es el financiamiento, ya que existen distintas opciones para financiar el proyecto, como los créditos para negocios, la formación de una sociedad e incluso los préstamos personales.

La elección del método de financiamiento dependerá del tipo de persona que esté buscando abrir el despacho contable, ya que algunas opciones son mejores para unos que para otros.

Por ejemplo, los créditos para negocios suelen ser los más populares, ya que son bastante accesibles, pero suelen incluir ciertas cláusulas no aptas para cualquier persona. Por otro lado, la formación de una sociedad requiere de más pasos y puede llevar más tiempo, pero puede significar un mayor potencial a largo plazo. Por último, los préstamos personales no son la opción más común para financiar un negocio, pero hay gente que los usa con ese fin.

Para ver más a detalle el tema revisaremos brevemente las dos maneras más viables para financiar un despacho contable: los créditos para negocios y la conformación de una sociedad.

Las mejores opciones para financiar un despacho contable

Créditos para negocios

El tipo de crédito que será elegido dependerá más que nada de los objetivos que se tengan en mente.

Además, también habrá que cumplir con una serie de requisitos y el banco analizará puntos clave como la ubicación, si se cuenta con aval y el monto del préstamo, entre otros más que pueden variar de banco en banco. También será necesario ver los distintos tipos de crédito, ya que existen varios como los revolventes o amortizables, por mencionar algunos.

Es importante recordar que el dinero vendrá acompañado de un interés, mismo que deberá ser pagado junto con el monto del crédito.

Formación de una sociedad

Un despacho a final de cuentas es una sociedad de profesionistas que se reúnen para ejercer su profesión ayudándose mutuamente. Sin embargo, existe la posibilidad de hacer la sociedad bajo los términos de Sociedad Civil (S.C.) o Sociedad Anónima (S.A.). Dependiendo el caso, la utilidad podrá ser repartida en base al trabajo de los integrantes de la sociedad y no necesariamente por el monto de sus aportaciones económicas.

En una S.C. normalmente se estipula que las utilidades se distribuyan según el esfuerzo. En cambio, en una S.A., se distribuyen con base en la participación en el capital, lo cual por definición no es congruente con la esencia de un despacho.

Ambas son buenas opciones para abrir un despacho, solo se necesita clarificar antes si se hará en solitario o no, la capacidad para aportar esfuerzo o capital, entre otros factores.


Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. norberto hernández lópez

    Hay varias formas de financiamientos para abrir un negocio, unos son los créditos y otra forma los apoyos gubernamentales. los primeros los puedes obtener de la banca (regularmente caros y con muchos requisitos), otros, de la secretaría de economía (inadem) con tazas del 12% al 6% anual. Los apoyos gubernamentales, son a fondo perdido, y regularmente son desde $50,000 a $300,000. pero hay que estar al pendiente de las reglas de operación (salen en diciembre) para saber los requisitos, y luego de las convocatorias (enero o febrero) para saber las fechas. los apoyos son a personas fisicas y cooperativas (sociedades). yo creo que la mejor forma de operar de una sociedad es, repartir las utilidades según la aportación al capital ( que puede ser en efectivo o con activos) y aportar un sueldo según el trabajo realizado. saludos.

  2. Es bueno el tema propuesto, una de las dificultades de las personas es el asociarse, puesto que no tenemos ninguna experiencia en concoer lo que es una sociedad como tal, de hecho no estamos entrenados para estos eventos o asuntos; tiene que ver nuestra forma de ser, nuestras metas, y nuestra formacion, y quiza terceras personas.
    Normalmente funcionamos solos, ya sea en casa, en alguna oficina en renta, con el tiempo quiza se conozca algun candidato, combinandose nuestras actividades y conocimientos, y de es manera podremos asociarnos, que siempre es una aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *