¿Qué harías si no tuvieras MIEDO a perder?

A veces, el miedo nos invade y nos sumerge en una profunda oscuridad sin darnos cuenta haciendo que todo a nuestro alrededor se vea diferente y muy nublado. Como si tuviéramos unos lentes empañados puestos, donde sólo podemos observar las pequeñas manchas. Continuar leyendo: