Prometer no empobrece….

Una vez en el PODER y pasados los años, la realidad es: