Del “maizoro” a las “zucaritas”, el dilema de la actitud -Sábado de coaching-

Del “maizoro” a las “zucaritas”, el dilema de la actitud -Sábado de coaching-

Calificar este artículo.

De maizoro a zucaritas, el dilema de la actitud

Autor colaborador: CPC y MI Juan Gabriel Muñoz López

Estimados lectores:

¿Se han sentido alguna vez ociosos, conformistas o faltos de motivos para superarse?

¿La rutina le ha ganado a la pro actividad?

¿Haces como que trabajas?

¿Prefieres a “papa sueldo” que a “la chuleta de cada día?

En el siguiente momento; los invito a reflexionar acerca de las actitudes con las que en muchas de las ocasiones hemos enfrentado los retos de la vida o los momentos de trabajo.

Recuerdo que hace algunos años atrás, un conocido mío que compartía el área de servicio de la firma para la cual trabajamos, en la mayoría de las ocasiones (por no decir siempre) llegaba siempre con su pesimismo y muy a pesar de las pláticas de motivación, no permitía que lo ayudáramos a salir de su estado emocional.

Para mi mayor sorpresa; un día llegó en un estado mental de tranquilidad y fue cuando aproveche para preguntarle por su dieta en el desayuno o cena (depende de cuando lo acostumbre cada quien), muy azorado por mi cuestionamiento y lejos de cerrarse, quedó a la expectativa de mi parábola sobre el tema, para ello, le comenté: ¿conoces la diferencia entre el cereal “maizoro” y el “zucaritas”? su respuesta fue una categórica afirmación pero seguía dubitativo de hacia donde quería llegar con mi enseñanza.

La respuesta que obtuvo de mi parte fue la siguiente: La pasión, la felicidad y el extra son como el “azucar” en el cereal, nos permiten sobresalir ante cualquier situación y dar lo mejor de nosotros mismos, eso estimado amigo (le dije), te llevará a conseguir el “sabor” mas intenso para tu desayuno o cena (continuando con la idea del cereal y encauzando la idea al trabajo) por añadidura y tu familia te lo agradecerá. En adelante; los tuyos disfrutarán ya no del “maizoro” sino de las “zucaritas” (recompensa emocional y/o económica por el cambio de actitud), para ello; sólo debes tener presente la siguiente formula: optimismo + dedicación + superación + perseverancia y el “cereal” con el que se alimentarán tú y tu familia será mejor cada día y ese será el motor que te dará el impulso y fuerza para seguir adelante.

Ahora, en tiempos modernos, cuando en ocasiones el fantasma de la desolación y negatividad toca a la puerta, los dos (mi amigo y un servidor) recordamos el dulce sabor de las “zucaritas” y hacemos lo necesario para continuar con una actitud positiva ante los retos que se nos presentan día a día, sabedores que dando el mejor esfuerzo y trabajando en forma eficiente, nos “alimentaremos” mejor. El “maizoro” ha quedado atrás en nuestras vidas.

¿Ustedes con cuál “cereal” se quedan?

Saludos cordiales

CPC y MI Juan Gabriel Muñoz López

Consultor

twitter:  @gabriel_fiscal

Artículos relacionados que te pueden interesar:

4 Comments

  1. see definitivamente siempre tenemos que mantener una actitud positiva en la vida aumque nos pase lo peor y lo mas importante ademas de lo que nos dice gabriel es tener confianza en nosotros mismos

    enrique reyes

Comments are closed.