Tu universidad privada no quiere entregar tu certificado de estudios ni tramitar tu cédula profesional? Puedes ampararte.

Actúan frente a sus alumnos como autoridad, pues dicho acto es unilateral y con total margen de discrecionalidad, ya que no se requiere de la autorización de aquéllos para incurrir en la omisión reclamada, lo cual transgrede el derecho humano a la educación. Continuar leyendo: