Los sueldos en la empresa familiar: lo bueno, lo malo… ¡y lo justo!

Atraer y retener el talento en la empresa cuesta. El precio a pagar es el establecimiento de una política institucional y equitativa de sueldos y prestaciones, pero ¿cómo equilibrar el mérito sin generar tensión en la familia? Continuar leyendo: