El reto de la estrategia en las empresas familiares.

En la empresa familiar, hablar de estrategia es determinar acciones, planes, metas, y todo lo que conduzca a lograr la visión del negocio. Suena simple, pero, sin orden y claridad, el éxito puede diluirse e incluso verse amenazado. Continuar leyendo:

Como proyectar seguridad, profesionalismo y autoridad. Sin decir una sola palabra.

Aunque se le reconozca su gran conocimiento técnico, muchas veces, los profesionistas no logran captar la atención de las personas. Esto se debe, en gran medida a que nadie les ha enseñado cómo hablar en público o cómo comunicar de manera eficiente. Continuar leyendo:

Cómo iniciar una empresa acompañado de tu familia. Aquí los pasos elementales a seguir:

Crear y mantener una empresa es una tarea difícil, pero aún lo es más si se trata de una empresa familiar. Sin embargo, trabajar con la familia puede tener muchas ventajas, como el apoyo mutuo y los lazos de protección, que pueden ayudar a que la compañía alcance sus objetivos y logre sobrevivir en la etapa de arranque. Continuar leyendo:

Los prisioneros del confort. El crecimiento es tanto una posibilidad como una responsabilidad propia.

Habituados a un espacio que les satisface las necesidades, los límites entre estabilidad y conformismo parecen desdibujarse al interior de la empresa familiar, anulando la posibilidad de desarrollar el potencial profesional. ¿Sabes cómo reconocer cuando tu empresa se ha convertido en una cárcel laboral? Continuar leyendo:

¿Tienes problemas? Aquí te dejamos 8 pasos para resolverlos.

Para mejorar la calidad y, en general para resolver problemas recurrentes y crónicos, es imprescindible seguir una metodología bien estructurada, para así llegar a las causas de fondo de los problemas realmente importantes, y no quedarse en atacar efectos y síntomas. Continuar leyendo:

¡A trazar la ruta para 2018!

Los retos están anunciados. Este 2018 no será fácil… ¿Y las metas para tu empresa familiar?, ¿sabes cómo concretarlas en medio de un año de desafíos? Una estrategia cimentada en objetivos puede hacer la diferencia para alcanzar un propósito. O fracasar a mitad del camino. Continuar leyendo: